Uncategorized
Comments 3

nueva plaga tarraconense


No sé en otros puntos de la geografía española y/o catalana, pero durante mis frecuentísimos viajes en autobus me he fijado de que nos están invadiendo. ¡Hay Papa Noëles en casi todos los balcones de Tarragona! Subiendo entre watios de lucecitas de colores incesantes, colgados entre barandillas desconchadas y anaranjadas por el paso del tiempo, escondiéndose entre banderitas del Nástic (sí, ésta es otra plaga de la ciudad imperial)… Hasta estas Navidades nunca había visto semejante plaga de san nicolases made in China, ni tantas aperturas de bazares chinos, ni me había percatado de la eficiencia de los nativos de este país, que abren hasta los domingos a última hora.

Tampoco sé si vosotros tenéis la misma sensación que yo. Estas Navidades me están pareciendo las más consumistas de mi vida, ignoro si es porque con tanta creatividad publicitaria mi cerebro se reblandece hasta pensar como el publicista Risto Mejide (curioso personaje, nota mental: hay que dedicarle un post), si porque en el Massimo Dutti de la Rambla Nova pusieron las decoraciones navideñas a principios de noviembre, o porque ya después de 19 primaveras la ilusión se ha desvanecido por completo. Espero que no sea esto último.

P.D. La foto la tomé el domingo pasado en el Mercado de Navidad. Los que no seáis de Catalunya os preguntaréis que qué carajo es eso, si tiene algo de navideño y por qué es tan caro (yo también me lo pregunto). Lo que véis es una pequeña plaga de tions (en singular, y frecuentamente usado tió), un tronco de madera decorado que en Navidad se le hace “cagar” para los niños después de pegarle con un palo (práctica inhumana). Se le canta algo como “caga tió, si no cagues bé, et donaré un cop de bastó!” y después de aporrearlo, los niños levantan la manta que lo cubre y cogen los regalos que “supuestamente” el tió ha defecado (me he estoy pasando, a ver si a mi no me va a cagar nada este año xDDDD). Estas son las tradiciones que valen la pena, y que reunen a toda la família, y no tantos Papa Noëles de plástico chino, de un país donde la Navidad ni siquiera se celebra.

This entry was posted in: Uncategorized

by

1987, Valls (l'Alt Camp). Ara per ara a Barcelona. Potser va ser l'olor del quiosc la que em va estovar les neurones, quan cada diumenge es repetia el ritual d'anar a comprar el diari, i un dia ja bastant llunyà vaig començar a estar segura que, d'alguna manera, la comunicació i les paraules encertades poden canviar el món. El cas és que, més tard o més d'hora, em va agafar la dèria de ser periodista. Tinc 27 anys, sóc llicenciada en Periodisme i màster d'Estudis Avançats en Comunicació per la Universitat Pompeu Fabra. Tinc aquest bloc en algun servidor perdut de vés a saber on.

3 Comments

  1. viendo la foto dels “Tionets” de navidad, que a parte, creo que esto de venderlos a 4 i medio el ejemplar, depende del tamaño, es u rovo, me e fijado de otro detalle: “TIO PATIT” teniendo en cuenta que la foto esta tomada por una catalana oriental, quizas no a caido en la cuenta, pero para un catalan occidental-septendrional es facil distiguir una curiosa falta de ortografia creada por culpa de la “vocal neutra” tipica de la zona el texo deveria ser “tio petit” el caso, igual soy yo el equivocado despues de todo hize un baxillerato de números, pero si mal no recuerdo…

    M'agrada

  2. l’errada no està només en la -a- neutra… fixa-t’hi bé…TïO PATIT!!!!!Amb dièresi a la -i- i sense accent! Tres faltes en només dues paraules… No només pels tionets vaig fer la foto… xDDDD Bon observador!

    M'agrada

Ja que estàs aquí, deixa'm un comentari! :)

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s